¿eres the Sibarist?

Arena Martínez transporta Wunderhouse a Lisboa

“Alguien dice con lentitud: ‘Lisboa, sabes…’. Yo sé”. Así comienza uno de los poemas más bellos jamás escritos a la capital Lusa. Su autor, Eugenio de Andrade, no nació en Lisboa, pero como tantos otros, se enamoró de ella nada más poner un pie sobre sus adoquines. Un influjo que también inspiró a la diseñadora Arena Martínez para su nueva colección Lisboa.

Rebeca Patillas

 

En ella las prendas nos transportan a un viaje por la frescura de la ciudad de las Siete Colinas. Sus colores tan representativos, los azulejos como parte de la historia y de la cultura, así como las diferentes vivencias de la diseñadora por la ciudad, han sido el punto de partida para dar lugar a piezas únicas, coloridas, que irradian personalidad al fusionar arte y moda.

El primer desfile de la colección tuvo lugar en los singulares salones de 1870 de nuestro espacio Wunderhouse. No obstante, debido a sus soberbias molduras, altos ventanales y suelo hidráulico bien podría haberse confundido con un elegante palacete portugués.

“Alguien dice con lentitud: ‘Lisboa, sabes…’. Yo sé”. Así comienza uno de los poemas más bellos jamás escritos a la capital Lusa. Su autor, Eugenio de Andrade, no nació en Lisboa, pero como tantos otros, se enamoró de ella nada más poner un pie sobre sus adoquines. Un influjo que también inspiró a la diseñadora Arena Martínez para su nueva colección Lisboa.

 

 

La colección gira alrededor del concepto “Art is love”, el cual tiene un mensaje claro: percibir lo que capta nuestra mirada sin juzgarlo.

«Apreciemos el arte y la belleza del mundo como si de un viaje se tratara. Cuando estamos de viaje disfrutamos de nuestro entorno sin juzgarlo, tenemos la intención de aprender sobre él y apreciarlo», explica Arena.

 

 

Los estampados son uno de los puntos cardinales que sirven para entender la colección. Cada uno cuenta una historia, un instante de lucidez de la artista: El sabor en boca tras probar por primera vez un pastelito de Belém, el accidentado suelo adoquinado de Barrio Alto, la luz  que entra por las callejuelas estrechas, el color del cielo cuando cae el sol desde el mirador de Santa Lucía, por la noche con sus luces y colores tan mágicos, las canciones de fado sonando de fondo en una visita al convento do Carmo.

 

Una primera pasarela que ha estado marcada por las líneas fluidas y naturales. Los trajes fueron elevados a los auténticos protagonistas de la tarde, acompañados de los accesorios de crochet, generando una fusión de lo más interesante y dinámica. También destacaron prendas más urbanas, como vaqueros y camisas oversized, que tanteaban la línea entre arte y moda que tanto diferencia a la firma.

El estilismo del desfile ha sido dirigido por la reconocida estilista e influencer Mónica Anoz, quien ha logrado cristalizar el estilo artístico de la joven diseñadora mediante la combinación de crochet y pintura, a la vez que mantenía esa esencia portuguesa que impregna toda la colección. La marca elegida de zapatos, la firma madrileña Sveti Stefan, ha aportado al desfile una clara tendencia hacia la comodidad que llevamos observando desde hace varias temporadas.

 

 

 Los peinados del evento han corrido a cuenta del equipo de Isaac Salido, aportándole ese toque de elegancia que se da a diario en sus reconocidos salones del barrio de Salamanca de Madrid. En esta ocasión, el equipo de Arena Martínez decidió apostar por Mery Makeup, una escuela de maquillaje de Madrid que forma nuevas generaciones de maquilladores de nuestra Capital.

 

 

Con un front row de excepción, el desfile ha reunido importantes rostros del panorama de la moda y el arte nacional como Alicia Promesas, Desiré Cordero, Begoña Martín, Frani García-Miró, Natalia Cebrián y Elena Gual.

Localización: Wunderhouse.

Fotografías: Rebeca Patillas Sobrino

hola :-)
Únete: info@thesibarist.com