9 min de lectura

ESCAPADA AL SERENGUETI ESPAÑOL: PARQUE NACIONAL DE CABAÑEROS

Naturaleza en estado puro y el confort de una exclusiva finca privada. Escapada de otoño

3

Con la llegada de las primeras lluvias otoñales comenzamos a pensar en escapadas al campo, paseos, excursiones, gastronomía de temporada casera, tertulias junto a grandes chimeneas, olores a leña de encina, tierra mojada…

Si tienes pensado organizar una escapada a la naturaleza con amigos y familia os proponemos un destino perfecto que os aportará descanso, confort, diversión, además de experiencia más que didáctica sobre todo si viajas con niños, a los que les encantará conocer uno de los espacios protegidos de mayor relevancia en nuestro país, el Parque Nacional de Cabañeros, ubicado en los Montes de Toledo, provincia de Castilla La-Mancha.

Fotografía Parque Nacional de Cabañeros

Es el representante de los sistemas naturales ligados al monte mediterráneo y lugar de interés geológico que en 1995 fue catalogado como Parque Nacional. Cuenta con gran cantidad de especies endémicas y otras de diferentes épocas gracias a la orografía del terreno, que permite que otras especies no autóctonas puedan crecer por estar en zonas más húmedas. Junto a arroyos podremos encontrar reductos de vegetación subtropical con más de 70 millones de años como son los helechos o de la última glaciación como es el caso del abedul y el tejo. En Cabañeros podemos apreciar el pasado de la península ibérica, hoy convertido en el refugio de especies en peligro de extinción

Pequeños y mayores podrán disfrutar de este espectacular parque, cercano a 45.000 hectáreas, donde podremos hacer una ruta guiada en 4×4 y conocer todas sus peculiaridades. Durante este paseo veremos algunas de las especies más representativas de este Parque Nacional, como son las grandes rapaces, como el águila imperial ibérica, la cigüeña negra, o el buitre negro, mamíferos como el ciervo, el corzo o jabalí entre otras especies, y una rica flora con una gran variedad de árboles  y arbustos propios del bosque mediterráneo y una amplia serie de microclimas, bosques de galería, trampales, bohonales, o reductos de bosques atlánticos de gran interés botánico gracias a ser espacios inalterados por la mano del hombre. Naturaleza en todo su esplendor.

Fotografía Parque Nacional de Cabañeros

El parque acoge la segunda colonia reproductora de buitre negro más importante del mundo, sólo superada por el parque Nacional de Momfragüe.

A lo largo de las cuatro estaciones veremos diferentes especies.

La hierba dorada del otoño nos abre paso al singular cortejo, la «berrea» (sonido de los machos ahuyentando rivales).

Podremos apreciar la berrea especialmente en la zona de La Raña. Octubre es el mes ideal para poder ver este fenómeno de la naturaleza que cada año atrae a numerosos visitantes. El otoño es el momento estrella del parque y adentrándonos en él podremos ver linces, águilas imperiales, buitres negros y grandes alcornoques de 500 años en todo su esplendor. Entrando más en el invierno veremos la llegada de las grullas, que comienzan en octubre y después en la parte más montañosa podremos ver cabras montesas y unas panorámicas espectaculares. Las aves que vemos en invierno vienen del norte de Europa a invernar, pudiendo venir de Finlandia, Groenlandia y Suecia.

Fotografía Parque Nacional de Cabañeros

Si te gusta la naturaleza el plan es más que apetecible pero si además nos alojamos en una finca privada situada en un privilegiado enclave cinegético a las puertas del parque aún mejor para esta inmersión de naturaleza. Para ello nos adentraremos en esta exclusiva finca privada de 2100 hectáreas.

La casa principal, una edificación singular de principios del siglo XX que parece aún más antigua ya que se construyó con las piezas de un antiguo monasterio vallisoletano del siglo XVI.

Su cuidado jardín afrancesado de seis hectáreas nos da la bienvenida, rodeado de numerosas instalaciones deportivas que harán las delicias de todos los huéspedes.

Una vez dentro, esta noble casa nos vuelve a sorprender. Una acogedora casa familiar con una fuerte tradición de caza, vivida en cada uno de sus rincones y pensada para el disfrute en grupo pudiendo acoger en temporada de invierno hasta 30 personas. Cómodas habitaciones para adultos y divertidas opciones para niños, ya que algunas cuentas con varias camas e incluso con literas. Dentro de la casa sala de cine, infinidad de juegos de mesa para todos y grandes chimeneas que te hipnotizarán por las noches.

La finca nos ofrece servicio diario de limpieza y nos gestionará los menús caseros para toda nuestra estancia, lo cual es una ventaja para escapadas en grupos.  El plan ideal es llegar por la tarde y si aún es de día, dar un paseo por la finca, antes de la deliciosa cena casera en formato bufé que nos preparará la finca. Por la noche cine, juegos o tertulias junto a las chimeneas.

Nos levantamos temprano sin olvidarnos de tomar un copioso desayuno campero en el que no pueden faltar unas ricas migas  con huevos y después salimos a visitar el Parque en 4×4. Recorrido de aproximadamente tres horas.

Podemos regresar a la casa para seguir disfrutando de platos típicos de la zona, guisos y estofados de caza, pisto manchego, o degustación de setas que en esta época del año, gracias a la humedad acumulada en el terreno, poco a poco dará lugar a la aparición de níscalos, las macro lepiotas, amanitas o boletus entre otras, que brotan por todos sitios entre la hojarasca y los tocones de madera. Fenómeno que es conocido sobradamente por los habitantes de las localidades cercanas. Después de la comida podemos dejar la tarde libre a la contemplación o practicar deportes en grupo pudiendo organizar gymkanas o incluso un paintball. Los pequeños disfrutarán de los muchos entretenimientos de la casa: campo de fútbol, baloncesto, ping pong…

Más actividades interesantes dentro del parque, podremos realizar avistamiento de aves con guías expertos que nos mostrarán desde las mayores rapaces de Europa (buitre negro, buitre leonado, águila imperial, águila culebrera, calzada…), como aves esteparias (sison, avutarda, calandria, cogujada montesina, aguilucho pálido y cenizo…) invernates y estivales , un amplio numero de aves ribereñas (cigueña negra, garza real, garza imperial, martín pescador…y migratoria (pernoctación de 7000 grullas en Cabañeros…). Esta es una actividad en torno a tres horas que puede adaptarse con ruta para fotografía y ornitología. Los amantes del senderismo y de los paseos a caballo también encontrarán rutas especiales que pueden ser guiadas.

Además de todas estas actividades proponemos algunas especiales que nos harán vivir una experiencia completa, como ver una exhibición de vuelo de rapaces dentro de la propia finca. De la mano de auténticos cetreros conoceremos de cerca a estos espectaculares depredadores alados, en el ambiente perfecto, para disfrutar de su elegante vuelo en libertad y conocer mejor el funcionamiento de los ecosistemas, a través de estos embajadores de la naturaleza. Con aves originarias de diferentes regiones de nuestro del planeta y cuya presencia resulta fascinante para todos.

Fotografía Grupo Aviar

La cetrería fue declarada por la UNESCO Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, por ser uno de lo métodos de caza tradicionales más antiguos, selectivo con las presas cinegéticas, no contaminante y respetuoso con el medio ambiente.

Uno de sus mayores expertos mundiales, Félix Rodríguez de la Fuente, la definió como “la primera vez en que el hombre no sometió al animal al yugo y al látigo”.

Y para los que le guste contemplar estrellas también se puede organizar actividad de noche con un astrónomo.

Como colofón final os proponemos un paseo en globo con salida dentro de la propia finca, ideal si hay un mínimo de 12 personas en el grupo que quieran disfrutar de esta actividad. Un emocionante viaje para apreciar desde el aire la belleza del terreno natural en el que nos encontramos, a los pies de los majestuosos Montes de Toledo. Nadie mejor que Julio Verne en su novela “Cinco semanas en globo”, podía describir la sensación:

Verdaderamente era un paseo delicioso, un auténtico crucero por aquel mar tan verde, casi transparente, con suaves ondulaciones provocadas por el soplo del viento…”. Julio Verne

Fotografía Globos VZ

Toda una inmersión en la naturaleza para vivir una experiencia que no olvidarás.

Finca privada en Cabañeros

Consultar programa a medida

 

CONTACTO
www.thesibarist.com info@thesibarist.com
luR9UKtoA64