¿eres the Sibarist?

Casa Macareno: El noble arte del menú del día

Existe un maravilloso patrimonio madrileño que conforman las tabernas ilustradas. Ya solo la fachada casi centenaria de Casa Macareno nos transporta a otra época, a esa en la que chulapos y chulapas se daban cita a la hora del aperitivo para tomar el vermut. Situado en pleno barrio Malasaña, Casa Macareno abrió sus puertas en 1920. Nos lo recuerdan los azulejos que recubren las paredes de todo el local. Desde entonces ha pasado por la regencia de varios dueños hasta que en 2015 cerró sus puertas. Un año más tarde, el hostelero Pepe Roch, Julián Lara y Sergio Ochoa, unieron sus fuerzas para retomar ese espíritu. Los tres, con sobrada experiencia en el sector, tomaron las riendas del negocio y lo reabrieron bautizándolo con su nombre actual.

Aunque sin duda su secreto mejor guardado es su menú del día que ya tiene una legión de adeptos entre los cuales nos incluimos. Queda apuntado este templo a esa vida que tanto nos gusta.

Situado en pleno barrio Malasaña, Casa Macareno abrió sus puertas en 1920. Nos lo recuerdan los azulejos que recubren las paredes de todo el local.

Historia viva del Madrid más castizo que resiste en una carta a base de clásicos renovados que han convertido a esta taberna en todo un referente del barrio. Dentro encontramos una barra, suelos de mármol, ristras de ajos, pimientos y chorizos colgando, un espejo en modo pizarra anunciando las especialidades y platos en las paredes pintados por la ceramista Nuria Blanco. El interior está dividido en tres espacios: la entrada con el mostrador, una salita para el picoteo a la derecha y un comedor en el interior con doce mesitas que se llenan a la velocidad de la luz.

Dentro encontramos una barra, suelos de mármol, ristras de ajos, pimientos y chorizos colgando, un espejo en modo pizarra anunciando las especialidades y platos en las paredes pintados por la ceramista Nuria Blanco.

En la carta observamos indispensables de barra como chacinas, tablas de quesos, conservas de alta gama, y otros delicias típicas de la hora del vermut como los boquerones en vinagre con patatas chips caseras, anchoas o sardinas con tomate feo. Tampoco faltan los Clásicos de taberna, y que vienen a ser sus cremosas croquetas de jamón ibérico con trufa, su ensaladilla Macareno con bonito, huevos rotos con gambones al ajillo, patatas bravas. El giro maestro se da en sus apartados Gourmet, Horno y Ascuas, donde encontramos falso risotto de carabineros con virutas de atún, chipirones con chalotas, vermú y calabaza, y la carrillera ibérica al Pedro Ximénez. Todo se puede regar con cerveza, vermú de grifo y deliciosos vinos.

Aunque sin duda su secreto mejor guardado es su menú del día que ya tiene una legión de adeptos entre los cuales nos incluimos. A elegir entre dos primeros, dos segundos y dos postres (o café) más pan y bebida, es imposible resistirse a su apuesta por el producto de temporada y de calidad. Cuando fuimos probamos un riquísimo tataki de atún blanco acompañado de verduras con un toque a soja y a jengibre, y un excelente solomillo de ternera con patatas. Para rematar, qué mejor final que una tarta casera de queso con helado de galleta, arroz con leche y tarta de chocolate. Normal que Casa Macareno triunfe. Queda apuntado este templo a esa vida que tanto nos gusta. 

 

Casa Macareno

Calle San Vicente Ferrer 44

911 66 09 21

De lunes a jueves sirven menú del día por 12,90€

 

hola :-)
Únete: info@thesibarist.com